Ermita de San Juan de Albarracín





Ermita de San Juan de Albarracín
Advocación
San Juan Bautista
Uso actual
Aula de formación
Municipio
Albarracín
Lugar
Casco urbano
Ubicación
Está situada en la parte más antigua del recinto amurallado de Albarracín junto al hospital
Coordenadas
UTM: 63.2183644.6, -44.74056231.7
Mapa Google
http://goo.gl/maps/s4ob
Restauración
Año 2003
Conservación
Excelente
Historia
Data del siglo XVII y es de estilo mudéjar tardío. Pudiera estar construida sobre otro anterior que se correspondería con la sinagoga del antiguo barrio judío de Albarracín en el que se haya ubicada.
PatrImonio inmueble


La construcción es de mampostería con sillares de rodeno en las esquinas. Compuesta por nave con presbiterio poligonal y dos tramos cubiertos con bóveda de medio cañón con lunetos y coro alto a los pies. Portada de carácter civil con arco de medio punto de grandes dovelas y escudo. Atrio abierto sobre columnas y con bancadas protegiendo la entrada. Espadaña de doble vano con una sola campana a los pies de la nave. En esta fachada, diversas ventanas con rejería, completan la composición.

En su interior tres capillas, pulpito y coro alto a los pies. Destacan sencillas y coloristas reproducciones de marmolizados en zócalos y maderas, en torno a las ventanas y en alguna barandilla y decoraciones de guirnaldas circulares en la bóveda y en el techo del atrio.
PatrImonio mueble
Destaca su retablo principal del siglo XVIII, con singulares cabezas de ángeles. Entre las guirnaldas de sus columnas salomónicas, una imagen moderna del titular (actualmente custodiado en otro lugar) y una figura de Dios Padre en su remate frontal. El lienzo de la culminación del retablo, dedicado a la Virgen del Pilar, está datado en el siglo XVII.
Patrimonio Inmaterial
Actualmente es propiedad de la Fundación Santa María y se está volviendo a reformar para convertirse en aula de formación y usos culturales. Sin culto
Referencias
SEBASTIÁN LÓPEZ, Santiago (1974)
BENITO MARTÍN, Félix, (1991)
ALMAGRO, Antonio, (2005)


PLANO
Planta del templo


GALERÍA DE IMÁGENES









Algunos elementos arquitectónicos de la ermita de San Juan

Pintura mural del techo de la entrada de la ermita de San Juan de Albarracín





DESCRIPCIÓN DE LA REFORMA LLEVADA A CABO POR LA FUNDACIÓN SANTA MARÍA
Esta ermita padecía un generalizado problema de humedades que afectaba a todos sus muros, y que se ha intentado evitar canalizando las aguas de lluvia con una atarjea perimetral, que desagua en el nivel de acceso inferior al barrio. Padecía un grave riesgo de hundimiento por un marcado problema estructural, patente en el pronunciado agrietamiento central que la recorría en sentido longitudinal, y que aparecía muy marcado en el presbiterio y en los contrafuertes próximos a la cabecera, y que acabó deformando su bóveda y los arcos fajones. Para corregir esta deformación estructural, se anilló con un zuncho continuo de madera el último cuerpo de la construcción por encima de los contrafuertes para evitar el peligroso desgajamiento del edificio. Se reconstruyó en su totalidad la cubierta, que por hundimiento apoyaba sobre la bóveda, procediéndose después al recalce de los muros y sellado de grietas. 
El atrio había sido cerrado, quizás para disimular el grave problema de humedades que padecía y que había acabado disgregando todas las piezas de piedra de rodeno con que había sido construido. Se rehizo con piezas labradas a mano la albardilla de media caña con el que se remata el pretil de cerramiento de este atrio y, casi en su totalidad, el solado de grandes losas de piedra y la bancada interior que poseía. Se liberaron las dos sencillas columnas de su frente de acceso, que presentaban fuerte inclinación, reproduciéndose las decoraciones fingidas de ladrillo de los pilares angulares y el dovelaje, también pintado, del arco de entrada, así como las guirnaldas circulares que decoran su techo, semejantes a las del interior de la ermita. 
Los trabajos interiores se centraron primero en el saneamiento de muros y sellado de fisuras y en la instalación de la calefacción por hilo radiante bajo el suelo. Hubo que recolocar el pavimento original de la ermita, levantado para la instalación muy superficial, de este sistema de calefacción. Se dispuso interiormente una cancela de vidrio que obligó a modificar el arranque de la escalera original del coro, retirando en una nueva disposición angular el primer tramo de acceso recto adosado al muro. Por último se dotó al edificio de instalación eléctrica y audiovisual, y también del correspondiente mobiliario necesario para su posterior uso cultural. 
Se eliminó el papel decorativo que cubría los muros interiores, ocultando parcialmente las decoraciones originales. Los zócalos marmolizados se repintaron siguiendo los restos primitivos, que fueron primero limpiados y reintegrados como el resto de las decoraciones pictóricas de la zona alta y de la bóveda. Hubo que rehacer algunas molduras, aunque el trabajo más costoso fue la restauración del retablo mayor de la ermita, afectado por el movimiento estructural que padecía. Se desmontó totalmente, sometiéndolo a una minuciosa limpieza y a un tratamiento general, para volver a colocarlo sobre una plataforma nueva de obra, que se acomoda a su disposición. Con el apoyo del Ayuntamiento se reordenó la zona ajardinada del entorno de la ermita, potenciando el recubrimiento verde del suelo, limitado con un pretil de rodeno sobreelevado hacia la calle, y con un nivel de brezo más alto en el borde del escarpe inmediato. Para evitar las humedades se continúo el adoquinado de la calle por la cabecera de la ermita, creando una amplia plataforma de obra que se extiende entre el nuevo muro de cierre y el jardín contiguo. Se instalaron algunos bancos de obra con asiento de rodeno, y en su parte trasera, una sencilla fuente también de rodeno, retirando, por disonante, la instalada con la primera Escuela-Taller. Igualmente se diseñaron y colocan las barreras que limitan el aparcamiento en el frontal de la ermita, semejantes a las dispuestas en la iglesia de Santa María.  
Posted by Picasa